Santuario Vacaloura

Montgó

cerdes

Montgó 

Cerdo vietnamita

Vivía en una colonia salvaje
Le dispararon y tenía 2 perdigones
Perdió la movilidad
Recién operada

LA HISTORIA DE MONTGÓ

Montgó vivía en Valencia, en una colonia de aproximadamente 100 cerdes vietnamitas que se reproduce sin control en un descampado.

Unas personas se dieron cuenta de que Montgó lo tenía más difícil que les demás por la lesión que tenía en la columna, que le tenía paralizadas las patas y buscaron una solución para que se salvara, pues la asociación que se estaba haciendo cargo de rescatar a esta colonia tenía pensado sacrificar a Montgó.

El motivo de la parálisis era un perdigón que tenía alojado en la columna, por culpa de un cruel disparo, y que pudimos ver en las radiografías. Tenía también otro en la papada, que le provocaba un abceso y heridas en las piernas, debido a desplazarse arrastrándose por culpa de la falta de movilidad.

En cuanto llegó al santuario, con tan sólo 3 o 4 meses de vida y mucho dolor a sus espaldas, experimentó una mejora brutal en sus heridas.

La operamos para retirar el perdigón e intentar que recuperara la movilidad pero, a pesar de la rehabilitación durante meses, no conseguimos que volviera caminar.

También probamos 2 sillas de ruedas, según fue creciendo, con 2 diseños diferentes pero no llegó a adaptarse a ninguna y prefirió seguir desplazándose arrastrándose, por lo que tenemos que cuidar los lugares por donde lo hace para que su piel no se lesione de nuevo.

Llegó siendo una cerdita salvaje (tiene cruce con jabalí) que gritaba cada vez que la tocábamos, pero con el tiempo se hizo cariñosa y confiada, sabe que en el santuario nunca le pasará nada malo y que estamos aquí para protegerla.