Santuario Vacaloura

Antonieta

aves

 

Antonieta

Gallina

Sufría infección bacteriana y fúngica
Explotación familiar
Vivía en una jaula
Le encanta investigar

A HISTORIA DE ANTONIETA

Antonieta llegó de una pequeña explotación familiar donde idílicamente sonemos pensar que los animales viven vidas apacibles y felices, por lo menos hasta ser asesinados. Pero nada más lejos de la realidad. Vivía enjaulada junto a varias compañeras, en un espacio muy reducido. La capa de excrementos que había bajo sus pies era tan gruesa que casi no le quedaba espacio para estar erguida dentro de la jaula y sus pies se enterraban en aquella masa infecta.
En una situación así la salud se resintese, los gases de los excrementos afectan al aparato respiratorio y tanto Antonieta como sus compañeras sufrían infección bacterianas y fúngicas.
Ahora que vive en Vacaloura disfruta de los placeres que más adoran las gallinas, escarbar y picotear en la tierra y darse baños de arena. Le gusta explorar y es una de las más atrevidas que suele salirse de su zona para investigar nuevos terrenos y picotear todo lo que encuentre a su paso.