Santuario Vacaloura

Alice

conejos
Apareció con poco días de vida
Costó mucho sacarla a delante
Vive en casa
Es amiga de todes

LA HISTORIA DE ALICE

Alice es una conejita de monte que apareció sola e indefensa en un campo, sin su mamá cerca, cuando sólo tenía una semana de vida y los ojos aún cerrados.

Sacarla adelante fue todo un reto pues sólo un 10% de los conejos bebé criados por humanes sobrevive. Cada día a su lado, mientras crecía, fue una alegría y un regalo. Y lo sigue siendo.

Vive en casa y, por decisión propia, caga y mea en el arenero de los gatos. Además, les tiene el rascador colonizado, le encanta saltar por él y esconderse en sus cuevas y llegar a sitios que de otra manera no llegaría, como a las luces de Navidad, para boicotearlas.

Alice lleva con nosotres desde febrero de 2019 y esperemos que por muchos años más. Es una coneja muy especial que acoge muy bien a los bebés que van llegando a casa, como a Lola, la cabra, o a Reich, la oveja, a la que enseñó a comer heno en vez de pelo de mamá.